Fandom

Marvel Movies

Erik Lehnsherr

983páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir
Erik Lehnsherr
Erik Lehnsherr
Alias(es) Magneto
Aparece en X-Men
X-Men 2
X-Men 3: La Decisión Final
X-Men: Primera Generación
Wolverine Inmortal
X-Men: Días del Futuro Pasado
Estado Fallecido (Línea del Tiempo Original)

Vivo (Nueva Línea del Tiempo)

Actor Ian McKellen
Michael Fassbender
Bill Milner
Brett Morris
Erik M. Lehnsherr, también conocido como Magneto, es uno de los mutantes más poderosos del mundo y el enemigo más peligroso de los X-Men. Su increíble habilidad de manipular campos magnéticos le permite controlar todas las formas de metal utilizando su mente. A diferencia de Charles Xavier, quien sueña con la coexistencia pacífica entre humanos y mutantes, Magneto cree que la única manera en la que puede proteger a sus compañeros mutantes de la persecución es conquistando la Tierra. Magneto ha formado la Hermandad de Mutantes, la cual dirige en su búsqueda de la dominación mundial para los mutantes. Los únicos que se pueden interponer en su camino son los X-Men.

BiografíaEditar

Prólogo de X-Men X-Men: Primera GeneraciónEditar

En Polonia de 1944, Erik Lehnsherr fue obligado a separarse de sus padres por soldados nazis en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Bajo este estrés, Lehnsherr trató de regresar a sus padres antes de que las puertas se cerraran. Soldados nazis comenzaron a agarrarlo para evitar que Erik escapara. Su brazo alcanzó la puerta de metal, y sus poderes comenzaron a manifestarse. El Dr. Klaus Schmidt ve a Erik siendo noqueado por los soldados a través de la ventana de su oficina. Otros soldados ven la puerta de metal que torció e inmediatamente lo reportan con Schmidt.

X-Men: Primera GeneraciónEditar

Un poco más tarde, Erik conoció al colaborador nazi llamado Klaus Schmidt (alias, Sebastian Shaw). Shaw, en un principio trató de que el muchacho moviera una moneda a cambio de chocolate. Cuando el joven no pudo hacerlo, Shaw se disculpó y le pidió a sus guardias que le trajeran a su madre, y a continuación le dijo a Erik que si no movía la moneda después de contar hasta tres, él mataría a su madre. Shaw contó hasta tres, y después de que Erik trató de moverla, Shaw asesinó a su madre, haciendo que el muchacho se enojara y fuera capaz de mover y destruir todo el metal en la habitación, además de los guardias. Cuando la destrucción terminó, Erik comenzó a llorar, y Schmidt le dio la moneda que quería que moviera. Shaw continuó torturándolo a lo largo de los años, en un intento de desencadenar los poderes de Erik a través de la ira. Después de la conclusión de la Segunda Guerra Mundial, Erik pasó años tratando de encontrar a Shaw y vengarse, asesinando a otros nazis y transeúntes inocentes en su camino.

En 1962, Erik aún intentaba localizar a Shaw, así que fue a un banco alemán y le preguntó al dueño dónde se encontraba Schmidt. Cuando el banquero se negó a contestar, Erik comenzó a interrogarlo y trató de sacarle su diente de metal con sus poderes. El hombre finalmente le informó que Schmidt estaba en Argentina.

Después de este punto, Erik viaja a Argentina en busca de Shaw. Él entra a un bar en el que observa una foto de Shaw sentado junto con otros dos nazis. Cuando Erik está tomando una cerveza, él encuentra a los dos nazis y les pregunta sobre qué los había traído a Argentina. Uno le contesta que es un granjero, y el otro que es un peluquero. Erik se sienta junto a ellos para hablar. Cuando los tres beben, uno de ellos se percata que su brazo está marcado, y entonces una lucha comienza. Uno de los nazis intenta apuñalarlo con un cuchillo, pero Erik acuchilla su mano. El cantinero le dice que se quede quieto apuntándole con una pistola, pero Erik utiliza sus poderes para dispararle al otro nazi. Él magnéticamente apuñala al cantinero, y se lo regresa al nazi. Éste último le pregunta quién es, a lo que Erik responde, "soy el monstruo de Frankenstein... y busco a mi creador." Erik toma la pistola y le dispara.

Erik finalmente encuentra a Shaw en un pequeño bote frente a la costa estadounidense durante el apogeo de la Guerra Fría. Su intento de venganza se vio frustrado cuando fue atacado por cohortes de Shaw en su Club Hellfire, siendo rivales para sus poderes mutantes. Erik entonces se lanza al agua e intenta destruir el submarino secreto de Shaw, pero entonces Charles Xavier le pidió que se detuviera. Fue en este momento cuando conoció a Charles y a Raven Darkholme (más tarde Mystique), quienes estaban presentes como ayuda en un intento fallido de capturar a Shaw por parte de la CIA, debido al asesinato de un coronel estadounidense.

Juntos, y con el apoyo de la CIA, Charles y Erik reúnen a un equipo de jóvenes mutantes para luchar contra el Club Hellfire, quienes intentaban iniciar una guerra nuclear entre la Unión Soviética y Estados Unidos, como parte de un plan para erradicar a la vida no-mutante del planeta y gobernar sobre el nuevo orden mundial. Xavier ayudó a los jóvenes a dominar sus poderes en su mansión, incluyendo a Erik. Durante este tiempo, los dos se hicieron grandes amigos. Sin embargo, Erik aún tenía demasiado odio por Shaw y temía un holocausto mutante, a pesar de los intentos de Charles para que olvide su odio. Erik también motivó a Raven para estar orgullosa de su apariencia, creyendo que el querer deshacerse de su aspecto azul estaba mal. Durante una misión en Rusia, Charles y Erik capturaron a la Reina Blanca del Club Hellfire, Emma Frost.

Finalmente el equipo se lanzó a la acción para evitar que la Crisis de los Misiles de Cuba causara una Tercera Guerra Mundial. El Club Hellfire también estuvo presente y trató de detener al equipo mutante, pero fueron derrotados. Durante el encuentro, Erik se enfrentó a Shaw, quien intentó convencer al atribulado joven de unirse a su causa con la promesa de un nuevo orden mundial mutante. Aunque concordó con sus objetivos, Erik se negó a perdonarlo por lo que le hizo a su madre. A pesar de las súplicas de Xavier de ser un mejor hombre, Erik mató a Shaw al pasar lentamente la moneda que le dio de niño por su cerebro.

Cuando Estados Unidos y la Unión Soviética entablaron una alianza rápida para destruir a los mutantes que los amenazaban, Magneto desvió sus misiles de vuelta a la flota. Xavier lo atacó, y los dos se enfrascaron en una pelea a golpes, lo que distrajo a Erik lo suficiente como para matar a la flota. Durante un intento posterior de una oficial de la CIA de dispararle a Erik, éste desvió las balas, y una de ellas hirió a Xavier en la espalda baja, paralizándolo de forma permanente. Horrorizado por lo que había ocurrido, Erik se despidió de su amigo, huyendo con Mystique y los miembros del Club Hellfire restantes, con el voto de destruir a la humanidad para salvar a los mutantes. Él más tarde sacó a Emma Frost de prisión, apodándose Magneto, y estableciendo su primera Hermandad de Mutantes.

X-Men: Días del Futuro PasadoEditar

Alrededor de 1973, Erik fue encarcelado en una celda de máxima seguridad en el Pentágono por haber supuestamente asesinado a John F. Kennedy en 1963 por manipular la bala que lo mató.

Línea del Tiempo OriginalEditar

X-Men: Días del Futuro PasadoEditar

Magneto aún estaba encarcelado cuando Trask fue asesinado por Mystique.

20 Años antes de X-Men 3: La Decisión FinalEditar

En algún momento, Magneto fue liberado o escapó de prisión. Más tarde se reunió con Charles en buenos términos y visitaron a Jean Grey.

X-MenEditar

Años después, Magneto asistió al senado donde se habló sobre los mutantes, y se encontró con su viejo amigo, Charles Xavier. Ambos hablaron sobre el pasado, y Charles dijo que está buscando esperanza. Erik respondió que se la dará. Mientras se alejaba, Erik dijo que los mutantes son el futuro.

Después del ataque en Alberta de Sabretooth, Magneto encontró las placas de identidad de Wolverine. Cuando Mystique capturó a Robert Kelly, Magneto utilizó la máquina mutadora en él, transformándolo en un mutante "elástico", ignorando que la máquina haría que los humanos perdieran su estructura molecular. Ahora mutante, Kelly intentó escapar de la base de Magneto con sus poderes y cayó al lago debajo.

Más tarde, Magneto persiguió a la mutante Rogue. Erik la encontró en una estación de tren, y su Hermandad la atacó. Magneto tuvo una breve pelea con Wolverine, y capturó con éxito a Rogue, utilizando un dardo y poniendo su cuerpo insconsciente en una bolsa. Afuera, la policía lo rodeó junto con Toad y Sabretooth. Erik levantó los coches de policía y los lanzó a otros. También usó sus poderes para voltear las armas de los policías, apuntando hacia ellos. En uno de los autos, Xavier y Jean Grey lo estaban observando. Xavier usó su telepatía para controlar las mentes de Sabretooth y Toad con el fin de persuadir a Erik sobre sus planes. Magneto le disparó a uno de los policías, pero retiró la bala como una moneda de negociación con Charles. Eventualmente, Mystique llegó en helicóptero para recoger a sus compañeros.

En la Isla de la Libertad, los X-Men (después de derrotar a Mystique y a Toad) fueron encerrados en paredes por tiras metálicas gracias a Magneto. Erik movió los brazos de Wolverine hacia su pecho, sin saber que poseía un factor de curación. Sabretooth llegó y le quitó a Cyclops su visor, obligándolo a cerrar sus ojos. Magneto fue advertido sobre los peligros de la máquina por Jean Grey y Storm, pero decidió ignorarlas. Erik se levantó a sí mismo a donde se encontraba Rogue, listo para darle un poco de su poder para que ella pudiera usar la máquina.

Desde la torre, Magneto vio a Sabretooth caer de un disparo al agua. Wolverine fue levantado a la Estatua de la Libertad e intentó destruir la máquina antes de que pudiera infectar a los humanos, pero Erik lo detuvo y comenzó a manipular sus garras, mientras que Rogue empezó a mostrar una raya blanca en su cabello debido al estrés de darle energía a la máquina. Cyclops le disparó a Magneto, dándole a Wolverine la oportunidad de destruir la máquina antes de que los afectara. Magneto entonces fue capturado por el gobierno y encerrado en una prisión de plástico.

Más tarde, Charles visitó a Erik, y ambos jugaron al ajedrez y conversaron sobre su pasado y una guerra entre humanos y mutantes. Antes de que Xavier se fuera, Magneto mencionó que "se aproxima una guerra, Charles, y pienso lucharla."

X-Men 2Editar

Magneto aún estaba encarcelado en su prisión de plástico y vidrio seis meses después del ataque en Nueva York. Erik fue brutalmente interrogado por William Stryker, y de mala gana le dio información sobre los X-Men, la Mansión X, el X-Jet, y Cerebro. Xavier y Cyclops lo visitaron, pero fue una trampa para capturar a Charles. Más tarde, cuando su guardia le dio su almuerzo, Erik sintió que una gran cantidad de líquido metálico se encontraba en su sangre, así que tomó el metal y lo utilizó para salir de prisión.

Cuando los X-Men se encontraban volando sin control, Magneto los salvó. Erik y Mystique hicieron una alianza temporal con los X-Men, con el fin de detener a Stryker. Ellos se infiltraron en el Lago Alkali para evitar que Stryker utilizara a Cerebro para matar a toda la raza mutante. Sin embargo, Magneto llegó muy tarde ya que cuando había alcanzado la puerta, el proceso ya había comenzado, así que rápidamente abrió las puertas y utilizó a Jason para ordenarle a Charles que atacara a los humanos en su lugar.

Magneto, Mystique y Pyro dejaron el Lago Alkali, después de que Erik encadenó a Stryker para que no pudiera escapar de la inminente inundación.

X-Men 3: La Decisión FinalEditar

Después de escapar del Lago Alkali, Magneto expandió su Hermandad de Mutantes y reclutó a muchos más. Erik mostró un auténtico dolor ante la muerte de Xavier, hablando severamente con Pyro cuando éste dijo que él mismo pudo haber asesinado a Xavier si Magneto se lo hubiera pedido ("Charles Xavier hizo más por los mutantes que lo que jamás sabrás. Mi único gran remordimiento es que tuvo que morir para que nuestro sueño se cumpliera.") Después de descubrir que una empresa importante había producido una cura para el gen mutante gracias a un joven mutante conocido como Leech, Erik y su Hermandad atacaron las instalaciones, obligando a los X-Men a defenderlas. Wolverine y Beast trabajaron juntos para inyectar a Magneto con la "cura", la cual le arrebató sus poderes. Algún tiempo después del ataque, él extendió su mano hacia una pieza metálica de ajedrez y fue capaz de moverla un poco, sugiriendo que la cura probablemente no fue permanente y no lo dejó completamente impotente.

Wolverine InmortalEditar

Tiempo después, los efectos de la cura se desvanecieron. Magneto se encontró con Logan en un aeropuerto. Erik le explicó que algo estaba mal y que necesitaba su ayuda, aunque Logan no le cree. Magneto sabía que Logan no confiaría en él, así que trajo un amigo. Todos a su alrededor se "congelaron", y el Profesor Xavier se reveló, vivo y sano, y reclutó a Logan para ayudarlos contra una amenaza que requeriría la reformación de los X-Men.

X-Men: Días del Futuro PasadoEditar

Magneto se unió a Charles y a los mutantes restantes cuando el oscuro futuro comenzó, y sobrevivió con ellos. En 2023, el grupo llegó a China, reuniéndose con otros mutantes en un monasterio. Mientras Kitty Pryde enviaba la mente de Wolverine al pasado, Magneto los observó junto con los demás por un breve tiempo. Cuando una horda de Centinelas interfirió el proceso, Magneto salió del monasterio para defender a sus compañeros, destruyendo el X-Jet y arrojando sus piezas a los Centinelas, destruyendo docenas de ellos, juntos con sus naves cargueras.

Erik fue gravemente herido por una pieza de metal. Resignado a su destino, Magneto viajó por un pequeño portal abierto por Blink, el cual lo llevó hasta el monasterio, donde lentamente sucumbió antes sus heridas mientras los otros mutantes eran horriblemente asesinados por los Centinelas sobrevivientes. En sus momentos finales le confesó a su viejo amigo Xavier que pasaron demasiado tiempo peleando el uno al otro para descubrir la verdadera amenaza que los destruiría.

Nueva Línea del TiempoEditar

X-Men: Días del Futuro PasadoEditar

Requiriendo la ayuda de Erik para cambiar el pasado y prevenir que un futuro apocalíptico ocurra debido al asesinato de Bolivar Trask a manos de Mystique, Wolverine, Charles Xavier y Hank McCoy lo liberan de prisión, con la ayuda de Peter Maximoff, un mutante con velocidad sobrehumana.

Mientras están en un jet de camino a una conferencia en París, la tensión entre Charles y Erik aún está presente, debido a que Xavier lo culpa de su imposibilidad de caminar apropiadamente, así como por abandonarlo. Erik le responde, diciendo que fue Charles quien los abandonó, ya que muchos de sus ex-aliados habían sido asesinados por Trask. El enojo de Erik casi hace que el jet se apague y caiga en el océano, pero finalmente se tranquiliza.

Mientras los dos juegan al ajedrez, Erik le asegura a Xavier que él no asesinó a John F. Kennedy, sino que trataba de salvarlo, debido a que él piensa que Kennedy era un mutante.

El día de la conferencia, los mutantes se dirigen al edificio para encontrar a Mystique, llegando justo a tiempo para detenerla. William Stryker le dispara a Mystique con su pistola taser, pero Erik usa sus poderes para quitarle los tasers y devolvérselos a Stryker.

Mientras Xavier trata de sujetarla, Erik se da cuenta de que todo puede ser evitado si sólo mata a Mystique. Él toma un arma y le apunta, pero ella escapa por una ventana. Erik dispara y manipula la bala para seguir a Mystique por la ventana, dándole en su pierna.

Afuera, la gente de la multitud ve a Mystique mientras cae herida. Ella se transforma en un ciudadano e intenta escapar, pero Erik ve su forma de caminar y, con la bala aún en su pierna, es capaz de jalarla hacia él. Erik saca la bala y casi la dirige a su cabeza, pero Beast lo ataca y lo lanza a una fuente. Erik manipula los objetos metálicos a su alrededor, incluyendo autos, para lanzarlos cerca de él, haciendo que el público se valla, lo cual le permite a Mystique mezclarse entre la gente y escapar. Beast mantiene a Erik bajo el agua hasta que él usa objetos metálicos para agarrar a Beast y atraparlo en la fuente, permitiéndole escapar.

Más tarde, Erik se infiltra en Trask Industries y obtiene acceso a los planos de los Centinelas antes de abordar el tren que los está transportando. Él manipula las vías del tren y las inserta en los Centinelas. Al llegar a DC, Erik se infiltra en el Pentágono con dos esferas metálicas para derrotar a los guardias y recuperar su casco.

En el día de la presentación de los Centinelas, en la Casa Blanca, Erik, ahora reasumiendo su identidad como Magneto, llega al Estadio RFK y levanta el lugar completo, dirigiéndose a la Casa Blanca. Los Centinelas comienzan a activarse, ya que Magneto los está controlando con el metal de las vías. Los Centinelas se levantan para sorprender al público, hasta que uno de ellos comienza a dispararle a los coches de policía, haciéndo que la gente escape. Mientras el público escapa, el Servicio Secreto se lleva al presidente Nixon, Trask y a Stryker en un cuarto seguro dentro de la Casa Blanca. Magneto deja caer el estadio alrededor del lugar, dejando a un Centinela dentro del área para hacer guardia.

Wolverine y Beast luchan contra el Centinela. Beast rasga sus cables de combustible, mientras Wolverine va por Magneto. Erik le lanza todo lo que pueda a Wolverine, pero éste aún logra mantenerse de pie. Finalmente, Magneto lanza un bloque con barras de refuerzo y las encaja en el cuerpo de Wolverine, permitiéndole lanzarlo al Río Potomac. Magneto entonces consigue sacar el cuarto seguro de la Casa Blanca y apunta todas las cámaras de televisión en vivo hacia él. Erik da un discurso para que todo el país lo escuche, pero está dirigido a todos los mutantes que están escondiéndose (ésto es visto por Ink, Quicksilver y Toad). Magneto los anima a salir de sus escondites y unirse a su Hermandad.

Mystique, disfrazada de Nixon, llega para detener a Magneto. El Centinela se dirige a ellos después de dejar a Beast (quien tomó su suero para regresar a su forma humana), pero Magneto lo destruye. Mystique le dispara con una pistola de plástico a su cuello sin matarlo, y a continuación le quita el casco y lo noquea. Después de que Mystique es convencida por Xavier de no matar a Trask, Charles brevemente controla a Magneto para levantar el metal a su alrededor para que Hank lo sacara de ahí, antes de dejarlo escapar. Dejando su casco atrás, Magneto escapa del lugar.

X-Men: ApocalypseEditar

Será añadido

Poderes y HabilidadesEditar

PoderesEditar

Magneto es capaz de manipular el metal, no todo el espectro electromagnético como su homólogo del cómic, y ha sido visto capaz de afectar objetos metálicos no-ferrosos. Desde que Charles le enseño a usar sus poderes puede controlar cualquier cosa de metal ya sea submarinos o antenas satelitales. Su resistencia a ataques mentales no proviene de sus poderes mutantes, sino de su naturaleza tecnológica; el casco que tomó de Sebastian Shaw contiene algún tipo de componente con protección psíquica, capaz de negar las habilidades telepáticas de Charles Xavier.

DebilidadesEditar

Si está en una área sin algún objeto metálico, Magneto es completamente impotente.

RelacionesEditar

Apariciones / ActoresEditar

Detrás de escenasEditar

  • Ian McKellen trabajó con los escritores de X-Men 2 para que la escena en la que Iceman le revela a sus padres que es un mutante se sintiera más real.
  • Se utilizó tratamiento digital para que Ian McKellen luciera más joven al visitar a la joven Jean Grey en X-Men 3: La Decisión Final.
  • La primera escena de X-Men sobre la infancia de Magneto fue completamente duplicada (incluyendo los ángulos de la cámara y los manierismos en el flashback original) y expandida en X-Men: Primera Generación.
  • Michael Fassbender tomó inspiración de la forma en la que Magneto se movía y hablaba en las interpretaciones de Ian McKellen en la trilogía original.
  • Matthew Vaughn decidió que quería a Fassbender como Magneto después de verlo audicionar para otra película. Fassbender, quien no conocía los cómics de los X-Men, leyó la historia del personaje y la vio suficientemente interesante como para interpretarlo.
  • Fassbender declaró que Vaughn le instruyó que interpretara a Magneto no como villano, sino como héroe. Esto fue para que en una secuela tanto él como Xavier sean justificados por sus acciones, pero dando a entender que ambos tratan de hacer lo mismo por diferentes caminos.

TriviaEditar

  • En los cómics, Xavier y Magneto eligen caminos diferentes después de una pelea con Wolfgang von Strucker, en la que cual Xavier evita que Magneto mate a Strucker. En la película, Strucker es reemplazado por Sebastian Shaw, debido a que los derechos de Strucker los posee Marvel Studios.
  • La escena en la que Magneto levanta el Golden Gate como transporte para su Hermandad fue sacada directamente de los cómics.
  • Se suponía que Magneto tendría una barba en X-Men 3: La Decisión Final, pero la idea fue rechazada inmediatamente. Sin embargo, en el DVD de la película, hay una escena eliminada donde Pyro le informa a Magneto sobre la cura. Hay dos versiones de la escena, una en la que tiene barba y otra en la que no.
  • El número tatuado en el brazo de Magneto es 214782.
  • En la trilogía orignal, los créditos ponen su nombre como "Eric Lehnsherr", mientras que en X-Men: Primera Generación aparece como "Erik".

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar